Electrodeposición

Durante un proceso de galvanoplastia, se forma un revestimiento metálico en la superficie de objetos como los alambres. Los alambres se sumergen en una solución química que contiene los iones correspondientes del metal de revestimiento. Al aplicar una diferencia de potencial entre los alambres con cátodo con carga negativa y el ánodo de metal con carga positiva, el metal del ánodo se disuelve y, simultáneamente sobre los alambres, el metal se deposita y forma el revestimiento. Un revestimiento metálico puede ofrecer mejor resistencia a la corrosión, una mejor conductividad eléctrica, una buena adherencia a otros materiales y un aspecto estético más agradable, entre otras cosas. La electrodeposición se usa mayormente para aplicar revestimientos de cobre, níquel, estaño y zinc.

 




 

We use cookies in order to let you fully experience this website. Cookies are small files we put in your browser to mainly track usage or remember your settings of our site but they don’t tell us who you are. Want to know more about how we use these Cookies please read our Cookie policy and Data privacy policy.
Close