Revestimiento en seco, fluidificado o electrostático

Durante el revestimiento en lecho fluidizado, se sumerge una malla en un baño adhesivo, se seca y se precalienta. Se somete a un baño con PVC fluidizado u otro polvo polimérico que actúa como un líquido cuando se fuerza aire a través del lecho de polvo. Este cubre la superficie del alambre con polvo que se funde en el sustrato debido al precalentamiento del sustrato.
Luego, se realiza la cura o fusión posterior del polímero y el enfriamiento por agua.
Los paneles y objetos de sujeción se someten a un proceso más complejo de revestimiento con polvo electrostático que comienza con hasta 10 etapas de pretratamiento (fosfatación de zinc). Las pistolas electrostáticas pulverizan partículas de polvo con carga sobre los objetos conectados a tierra. El polvo de poliéster se cura posteriormente de forma intensiva para alcanzar sus propiedades óptimas.