Estirado de alambre

Después de la remoción de la capa de óxido de hierro, se lubrica el alambre. Un cabrestante eléctrico lo estira a través de una boquilla para reducir el diámetro. Se puede lograr una mayor reducción usando boquillas adicionales. El alambre estirado finalmente se enrolla en un carrete.
Esta transformación alarga el alambre. Un metro de alambrón de 5,5 mm puede estirarse hasta lograr 30 metros con 1 mm de diámetro o 484 metros con 0,25 mm de diámetro. El proceso aumenta la tensión y produce resistencia, mientras que, al mismo tiempo, reduce la ductilidad.