Productos para la & producción de fibra de metal

Para producir fibras finas, primero se concatenan varios alambres revestidos de cobre y se introducen en un tubo que atraviesa una boquilla para reducir aún más su diámetro.
Posteriormente, se disuelven el tubo cobertor y el cobre, y forman un ácido. De este modo, se forman fibras metálicas largas individuales. Estas fibras se transforman en productos tejidos, trenzados, entrelazados o no, que resisten altas temperaturas o brindan protección electrostática o electromagnética. Las fibras también pueden producirse mediante otros procesos.